Excelsior.com.mx. Petróleos Mexicanos frenó las perforaciones exploratorias de gas shale hasta que se le designen los bloques definitivos en los que trabajará, esto de acuerdo al proceso de la ronda cero.

Luis Ramos Martínez, subdirector de Planificación y Evaluación de Pemex Exploración y Producción, dijo que por el momento sólo se están llevando acabo análisis de sísmica 3D que ya habían sido adquiridas para continuar conociendo la geología y potencial de este tipo de hidrocarburo en el norte del país.

Al cuestionarle sobre si se mantienen los trabajos en materia de gas shale, aseguró que por el momento se mantienen a la espera de las decisiones que se tomen en la ronda cero.

“Actualmente ya no. Esa parte la tenemos disminuida, nada más salvo la información sísmica que estábamos adquiriendo en uno de los proyectos”.

A pregunta expresa de si continúa la perforación para la exploración de estos recursos, el funcionario dijo: “Ahorita estamos esperando”.

No es por leyes secundarias

Negó que el retraso que han sufrido las discusiones para la aprobación de las leyes secundarias de la Reforma Energética, afecte la decisión que tomará la Secretaría de Energía ni los tiempos en que deberá hacer la designación de los campos petroleros solicitados por Pemex.

Insistió en que la petrolera nacional se mantiene a la expectativa, sin embargo, sigue trabajando en la producción de hidrocarburos en las zonas donde cuenta con los permisos para realizar estos trabajos.

Inversiones

Cabe mencionar que en los últimos años, Pemex Exploración y Producción ya ejerció inversiones por 4 mil millones de pesos (US$307 millones) en la exploración de gas shale en México, lo cual fue destinado a la perforación de pozos y compra de sísmica.

La empresa asegura que hasta ahora sólo se perforaron 14 pozos, con un éxito comercial de 70% e incorporando reservas por al menos 134 millones de barriles de petróleo crudo equivalente.

Entre los principales aciertos se encuentra el pozo Anhélido-1, localizado al sur de Burgos, descubierto hace dos años, así como Furbero-4354, los cuales resultaron productores de aceite ligero de lutitas.

Es así que los pozos perforados tuvieron un costo de entre 150 y 160 millones de pesos (entre US$11,5 millones y 12,3 millones).

Según Pemex estos recursos son superiores en comparación a lo que se invierte en Estados Unidos para los trabajos de perforación, ya que en la zona de Eagle Ford se han logrado alcanzar precios menores por la masificación de este tipo de trabajos, sin que ello signifique una reducción en los riesgos geológicos.

No obstante, la petrolera nacional reconoce que los trabajos que se han realizado hasta el momento, equivalen a aquellos hechos en el país vecino hace 20 o 25 años, es decir, los 14 pozos representan apenas las pruebas pilotos, que son necesarias para iniciar el desarrollo masivo del gas shale, también conocido como gas de lutitas.

“Se adquiere sísmica 3D con el objeto de dar certidumbre a las pruebas piloto de los campos descubiertos”, mencionó Martínez.

Cabe mencionar que como parte de estos trabajos, Petróleos Mexicanos ha utilizado la información de al menos 1.500 pozos antiguos, con el objetivo de entender la geología regional, hacer los trabajos de modelado geológico y geoquímico para determinar el tipo de reservas.

Potencial

La Agencia Internacional de Energía (EIA por sus siglas en inglés) estima que México cuenta con la sexta mayor reserva a nivel mundial de gas shale, por lo que los mencionados análisis geológicos y geoquímicos identificaron seis plays potenciales de crudo y gas en lutitas, principalmente en la zona de Chihuahua, Sabinas, Burro-Picachos, Burgos, Tampico-Misantla y Veracruz

México cuenta con al menos 60,2 miles de millones de barriles de petróleo crudo equivalente en recursos no convencionales, es decir, aceite y gas shale, además de yacimientos de muy baja permeabilidad, de los cuales Pemex apenas solicitó un porcentaje bajo en la ronda cero que está contemplada en la Reforma Energética.

La empresa considera que es en estas áreas y campos donde es conveniente involucrar socios para acelerar la exploración, para con ello fomentar la transferencia de conocimiento a Pemex.

Antonio Escalera, subdirector de exploración de la petrolera nacional, dijo que antes de comenzar con las perforaciones masivas se necesita conocer a fondo la geología del país, sino se generarían riesgos económicos para los nuevos jugadores.