Ciudad de México. La petrolera estatal mexicana Pemex informó este lunes que la amenaza de bomba que recibió en su sede en Ciudad de México resultó ser falsa.

"Se trató de una falsa alarma. Se procede a regresar a las actividades", dijo Pemex en su cuenta de Twitter.

De acuerdo con la empresa fueron evacuados 3 mil trabajadores y se activaron los protocolos de seguridad.

La petrolera alertó más temprano de una amenaza de bomba en sus oficinas centrales por lo que aplicó el protocolo de seguridad y procedió a evacuar para realizar la revisión correspondiente.

* Con información de Excelsior y Reuters.