ElEconomista.com.mx. Petróleos Mexicanos (Pemex) concluyó el 2013 con una producción promedio de 2.522 barriles diarios de crudo, que son 26.000 barriles menos en relación con el año pasado y representan una caída de casi 10% en los últimos cinco años.

Según los indicadores petroleros de diciembre de la estatal, también en gas se mantuvo la baja en la producción, llegando a 6.370 millones de cúbicos diarios en promedio, que son 115 millones de pies cúbicos diarios menos que el año pasado y representan una caída de casi 8% en comparación con la producción de gas que el país tenía hace cinco años.

En cuanto al tipo de crudo que se produce, el de tipo pesado tuvo una caída de 20.000 barriles diarios en promedio y el superligero de otros 19.000 barriles, mientras que la producción de petróleo ligero aumentó; en gas, las regiones norte y sur de Pemex reportaron juntas una caída de 159 millones de pies cúbicos diarios, aunque las regiones marinas mostraron un ligero aumento.

Transformación. En la refinación de productos, Pemex reportó un aumento de 52.000 barriles de petrolíferos en un año, que significa 3,7% más producción que la obtenida en promedio en el 2012; ello luego de que a partir del 2009 -cuando Pemex produjo casi 8% más petrolíferos que el año pasado- se han observado caídas interanuales en esta actividad, mismas que se han detenido gracias a las reconfiguraciones, particularmente de la refinería de Minatitlán.

3978

La producción de gasolinas, que ha aumentado de manera sostenida desde el 2011, alcanzó un promedio de 437.000 barriles por día, que son 4,5% más que los producidos el año pasado; el diésel tuvo un aumento de 4,6% al llegar a 313.000 barriles y únicamente se observó una caída en la producción de combustóleo, que fue menor en 5.000 barriles diarios en comparación con el 2012, ubicándose en 273.000 barriles diarios.

A pesar de la caída en la producción de gas natural, la refinación de los líquidos asociados en gas licuado de petróleo (LP) registró un aumento de 2.000 barriles en promedio, en comparación con el año anterior, para ubicarse en 206.200 barriles por día, volumen que se ha mantenido estable en los últimos años.

Finalmente, la producción de petroquímicos fue de 11 millones 470.000 toneladas, que representa un aumento de 7,2% en comparación con el 2012, que fue el peor de los últimos cinco años en este rubro para la subsidiaria Petroquímica de Pemex.