México. La estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) anunció hoy que modernizará sus 10.900 gasolineras en todo el país para enfrentar la competencia que tendrá a raíz de la apertura del mercado interno prevista para 2018 en la reforma energética.

"En Petróleos Mexicanos estamos construyendo una franquicia de estaciones de servicios moderna, fuerte, rentable y bien posicionada", afirmó el director general de Pemex, Emilio Lozoya, al inaugurar la convención anual de expendedores de petróleo.

La empresa pública cuenta con una red de 10.900 estaciones para abastecer de combustible a los 25 millones de vehículos que circulan en todo el país.

Lozoya indicó que se busca que las gasolineras, además de contar con los combustibles de la más alta calidad, ofrezcan el mejor servicio a una sociedad más demandante.

Explicó que esta meta obliga a Pemex ofrecer el mejor servicio de acuerdo con las condiciones que prevalezcan en el mercado a partir de la apertura.

La reforma energética aprobada en diciembre pasado, cuyas leyes secundarias se discuten actualmente en el Congreso, permite la participación del capital privado en la industria petrolera, un sector que desde 1938 es monopolio del Estado.

Entre las medidas contempladas, está relanzar la marca Pemex, mejorar la imagen de las gasolineras, la atención al cliente, sacar nuevos productos al mercado y establecer alianzas con empresas líderes.

Además, capacitar al personal que trabaja en las estaciones de servicio y planificar el crecimiento de la franquicia, precisó el titular de la petrolera mexicana.

Algunas de estas medidas ya se han puesto en marcha, en particular un programa de capacitación que alcanzara a más de 26.000 gerentes supervisores y vendedores, añadió.

Pemex vende en el mercado interno una media diaria de 771.000 barriles de gasolinas, de las cuales el 57% son producidas en su red de seis refinerías en el país y el resto son importados.