Pemex registró pérdidas por US$1.684 millones en los primeros nueve meses de este año, lo que implicó una disminución de 27,5% en su déficit, comparado con el saldo negativo por US$2.325 millones que registró en los primeros nueve meses de 2009.

La disminución interanual en US$641 millones en las pérdidas fue acompañado por un escenario más favorable para la estatal mexicana.

De acuerdo con los datos de la compañía, las ventas aumentaron en 25% y totalizaron US$78.352 millones. Las exportaciones aumentaron también en un porcentaje similar.

A pesar del descenso en la producción petrolífera y gasífera de la compañía, los números aumentaron debido al importante aumento de los precios de productos derivados de estos combustibles.

Durante los primeros nueve meses de 2010, la empresa mexicana logró, además, reducir su deuda total en 4,4%, de acuerdo a Infobae.

A pesar de continuar en una zona complicada, con pérdidas multimillonarias, la perspectiva de la compañía aparenta más estable y positiva.