México DF. La petrolera estatal mexicana Pemex reportó este martes una pérdida neta de 84.572 millones de pesos (US$5.388 millones) en el segundo trimestre, un 62% más que en el mismo lapso del 2014, golpeada por la caída de los precios del crudo y una menor producción de hidrocarburos.

La empresa, una de las mayores petroleras del mundo y clave en las finanzas públicas mexicanas, registró una pérdida neta de 52.226 millones de pesos (US$3.210,7 millones) en el segundo trimestre del año pasado.

Los ingresos descendieron en un 24,5% en el periodo, a 308.864 millones de pesos (US$18.968 millones), dijo Pemex, quien también reconoció una afectación por la depreciación del peso mexicano frente al dólar, que le dejó una pérdida cambiaria de 32.200 millones de pesos (US$1.980 millones).

"Los resultados de la compañía continúan reflejando el claro impacto causado por el entorno actual, donde los mercados siguen registrando un suministro excesivo y el dólar se mantiene cada vez más fuerte", dijo el director de Finanzas de la petrolera, Mario Beauregard, en una conferencia telefónica con analistas.

El precio de la mezcla de exportación cayó un 44,4%, a US$53,95 por barril en el periodo; mientras que la producción de petróleo declinó un 9,8%, a 2.225 millones de barriles por día (bpd), y la de gas natural bajó un 6,3%, a 5.399 millones de pies cúbicos por día (pcd).

Pemex exporta en promedio la mitad de su producción.

La producción de hidrocarburos se vio afectada por el incendio a inicios de abril en la plataforma de procesamiento Abkatún Permanente, en la Sonda de Campeche en el Golfo de México, que dejó siete muertos y 45 heridos, dijo Pemex.

También por la declinación del antiguo yacimiento Cantarell.