Pemex obtuvo en enero de este año una producción de 2.584.000 barriles diarios, lo que significa su registro más alto desde mayo de 2008.

La estatal mexicana obtuvo dicha producción gracias a la estabilización en la producción del yacimiento Cantarell, considerado como uno de los más importantes a nivel mundial, al desarrollo de proyectos relevantes como Ku-Maloob-Zaap e Ixtal-Manik, y al mantenimiento de campos maduros.

Con base en estadísticas preliminares de Pemex, 54% de la producción  correspondió a crudo pesado (un millón 404 mil barriles diarios), 33% a crudo ligero (850 mil barriles diarios) y el resto al superligero (330 mil barriles diarios), de acuerdo a El Universal.

De la producción total de crudo, un millón 933 mil barriles al día, equivalente a 75%, provino de las regiones marinas del Golfo de México; 543 mil barriles diarios (21%) de la región sur, y el 4% restante (108 mil barriles diarios) se obtuvo en la región norte.

Por otro lado, en enero las exportaciones de petróleo crudo aumentaron alrededor de 23% con respecto al primer mes del año pasado, al ubicarse en un millón 444 mil barriles diarios, lo que generó ingresos acumulados para México por US$3.791 millones, en flujo de efectivo, cantidad 44% mayor a la reportada en igual mes de 2010.