Ciudad de México.  La petrolera estatal mexicana Pemex reportó el jueves una utilidad neta de 32.761 millones de pesos (US$1.806 millones) en el segundo trimestre, por mayores ingresos y menores gastos financieros, revirtiendo la pérdida en el mismo periodo del año pasado.

Petróleos Mexicanos (Pemex) tuvo ingresos por 322.464 millones de pesos (US$18.190 millones) en el segundo trimestre, un alza interanual del 26%, impulsados por precios más altos de los combustibles en México que contrarrestaron los menores volúmenes de ventas.

Las ventas de gasolinas bajaron un 2,8% y las de diésel un 3,1%; mientras que el volumen del combustóleo (fueloil) subió un 17%, precisó la empresa en su reporte a la bolsa mexicana.

El procesamiento de crudo descendió un 11,4%, a 905.000 bpd, debido al paro que afecta desde mediados de junio a la refinería en Salina Cruz, una de las más grandes de la petrolera.

Los gastos financieros se vieron favorecidos por una ganancia en la fluctuación cambiaria de 60.573 millones de pesos (US$3.416,8 millones), dijo Pemex, frente a la pérdida cambiaria de 106.935 millones de pesos (US$6.032 millones) en el segundo trimestre del año pasado.

Las ventas por exportaciones se elevaron un 4,3% debido a una mejora en el precio del crudo, pese a un descenso del 7,6% en los volúmenes de petróleo vendidos al exterior, detalló.

La producción de crudo de Pemex disminuyó un 7,5% en el periodo frente al mismo lapso del año pasado, a 2.013 millones de barriles por día (bpd); mientras que la de gas natural bajó un 12,3% a 4.336 millones de pies cúbicos al día (mmpcd), dijo la empresa.

El procesamiento de crudo descendió un 11,4%, a 905.000 bpd, debido al paro que afecta desde mediados de junio a la refinería en Salina Cruz, una de las más grandes de la petrolera.