Eleconomista.com.mx. Pemex Exploración y Producción (PEP) hizo un contrato de arrendamiento a cuatro plataformas de perforación en aguas profundas por medio de una adjudicación directa a la empresa Sea Dragon de México, una filial de la Noruega Seadrill, luego de que no encontró una oferta mexicana. La operación significa un pago por US$1.594 millones.

Más aún, a Seadrill se le contrataron cuatro de los 56 equipos autoelevables que tendrá este año, mismos que se tienen contratados con 14 empresas, por lo que no se depende sólo de ésta última.

De acuerdo con las respuestas presentadas por Pemex a cuestionamientos que planteó el Grupo Parlamentario del PAN en la Cámara de Diputados, la plataforma autoelevable tiene un costo cercano a los US$1,800 millones y fue arrendada sin opción a compra.

“La razón por la que se contrataron mediante adjudicación directa es que en el mercado mundial no hay plataformas autoelevables disponibles, es decir, la demanda de este tipo de equipos es mayor a la oferta existente, situación que ha prevalecido desde el 2011 y continuará al menos en el 2014 y será hasta finales del 2015 que empiece a equilibrarse la condición de mercado”, indicó Pemex.

Ante la crítica del PAN por la adjudicación directa, Pemex dijo que los equipos disponibles de las empresas mexicanas están todos contratados y no tienen equipos adicionales en las fechas requeridas.

Pemex explica que hay poca disponibilidad, en el corto plazo, de este tipo de equipos de perforación marina tipo autoelevables de reciente generación (Premium) y hoy se desconocen los planes de la empresa porque, hasta ahora, lo único que hay con Sea Dragon es el arrendamiento de las plataformas, no se tienen planes de compra.

El PAN cuestionó fuertemente la posible participación del ex director de PEP, Carlos Morales Gil, en esta contratación por adjudicación directa. La respuesta de Pemex es que en esta asignación está regulada por el marco legal y la renuncia al cargo del ahora ex funcionario se debió a cuestiones personales, además de que se jubiló luego de 30 años al servicio de Pemex.

Los contratos con Sea Dragon son de cuatro plataformas tipo cantiléver.

Lea además en Eleconomista.com.mx Vuelve PEP a números rojos tras siete años