El presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, dijo este martes que las instituciones encargadas de las licitaciones de los proyectos del sector energético tendrán que ser transparentes y pensar sólo en el bien de México.

"Se tendrán que realizar licitaciones púbicas con apego a los más altos estándares mundiales, asegurando que en todas ellas prevalezca el interés de la nación mexicana", afirmó el mandatario en la presentación de su segundo informe de Gobierno en Palacio Nacional.

Por ello, apuntó, "las instituciones del sector tendrán que ser fuertes, profesionales, eficaces y transparentes".

"Por la magnitud de estos proyectos" y "la dimensión del cambio estructural que implica la reforma energética", México "tendrá grandes retos hacia adelante y les haremos frente con decisión", afirmó.

Peña Nieto aseguró que la reforma energética, que abre el sector al capital privado después de más de siete décadas de monopolio estatal, representa "un antes y un después" para la nación.

"Ha llegado el momento de hacer la revolución energética que permite la reforma aprobada", destacó.

Tras un largo debate en el Congreso, el mandatario promulgó en agosto pasado las leyes que permitirán poner en marcha en los próximos meses la reforma energética aprobada en 2013.

Unos días después el Gobierno anunció los resultados de la "Ronda Cero", es decir, las áreas de exploración y explotación otorgadas exclusivamente a la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

Asimismo, anunció que licitará el próximo año, en la llamada "Ronda Uno", 169 bloques para exploración y extracción de hidrocarburos, que representan 28.500 kilómetros cuadrados e inversiones anuales estimadas en US$8.500 millones.