Excelsior.com.mx. Será este lunes 11 de agosto cuando el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, lleve a cabo la promulgación de las leyes secundarias derivadas de la Reforma Energética, luego de que fueron discutidas y aprobadas por el Congreso de la Unión, confirmó la Secretaría de Energía (Sener) en un comunicado.

La ceremonia fue programada para comenzar a las 11:00 horas en el Palacio Nacional, donde el presidente de la República estará acompañado por una parte de su gabinete y por invitados especiales.

Apenas el miércoles pasado, el Senado de la República culminó los debates en torno de la creación de la nueva normatividad por la cual, de ahora en adelante, se regirá el sector de los hidrocarburos y la electricidad en el país, luego de recibir de la Cámara de Diputados las últimas minutas de la que se considera la más importante de las reformas estructurales.

El paquete constó de 21 leyes, de las cuales nueve son nuevas y están agrupadas en nueve bloques. A partir de la promulgación de las leyes en materia de energía, México comenzará a ejercer un nuevo esquema, totalmente diferente al que se venía manejando por décadas, con el cual se busca impulsar la explotación de hidrocarburos para generar una mayor renta petrolera, una reducción en las tarifas eléctricas y crear un mercado en el que, por primera vez en décadas, se permite la participación de la iniciativa privada.

Según analistas del sector, estos cambios también traerán consigo la posibilidad de que el país se integre a una cadena energética con Estados Unidos y Canadá, para hacer de esto una región de influencia que competirá con Oriente Medio, toda vez que se contará con las ventajas del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) firmado hace 20 años.

Entre los cambios más significativos de la Reforma Energética se cuenta que tanto Petróleos Mexicanos como la Comisión Federal de Electricidad dejan de ser empresas paraestatales y se convierten en empresas productivas del Estado; con ello, sin embargo, también se les quita la exclusividad que mantenían para explotar y comercializar los hidrocarburos y la electricidad, ya que se permitirá el ingreso de capitales privados nacionales y extranjeros para estos trabajos.

Tan sólo para esta premisa se crearon y aprobaron las Leyes de Hidrocarburos, Petróleos Mexicanos y Comisión Federal de Electricidad, donde se determinan los alcances y obligaciones que tendrán estas empresas.

Así, con la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos y la creación del Fondo Mexicano del Petróleo se buscó no sólo asegurar la recaudación de la renta petrolera, sino también un desahogo de las obligaciones fiscales de Pemex.

Mientras que la normatividad sobre los reguladores les otorga mayores facultades con el objetivo de ordenar el mercado, llevar a cabo las licitaciones y fomentar la transparencia del sector energético del país.