Pepsi-Cola señaló que la regulación en los precios de los jugos de larga duración genera pérdidas de más 10% por litro vendido, según detalló en un comunicado de prensa.

La empresa insistió en solicitar a la Superintendencia de Costos y Precios (Sundecop) que revise las estructuras de costo de los jugos de larga duración, para fijar los precios de este producto como corresponde y no dentro de la categoría de jugos refrigerados.

"De no hacerlo, por cada litro vendido la empresa perdería más de 10%", puntualizó el texto.

El director de Mercadeo de Pepsi-Cola Venezuela, Charles Dittmar, explicó que los costos de producir jugos de larga duración deben ser considerados aparte.

“No se puede establecer el precio de los jugos de larga duración (UHT) envasados asépticamente de las marcas Yukery y Yuky-Pak, de acuerdo con las estructuras de costos de los jugos refrigerados”, dijo.

Según el vocero, las diferencias en producción, materiales y distribución hacen que los jugos de larga duración sean más costosos.

Además, sería contradictorio regular la categoría con una estructura de costos y precios que sólo responda a las realidades de los jugos refrigerados o de corta duración.

Esta circunstancia llevaría a los niveles de pérdida antes mencionados, contrariando así lo declarado por la propia Sundecop sobre que la regulación debe reconocer una ganancia razonable y no puede colocar a ninguna empresa en pérdidas.

Fue apenas el pasado 16 de abril cuando la Sundecop solicitó a la empresa la correspondiente estructura de costos.

“Esta documentación no fue requerida originalmente, por lo que no está reflejada en la regulación vigente”, señaló Dittmar.

Mientras el organismo revisa el caso, la empresa sigue abasteciendo el mercado con sus jugos de larga duración marcas Yukery y Yuky-Pak, tal como lo ha venido haciendo históricamente. “Seguimos cumpliendo nuestro compromiso con el consumidor, pero la venta en situación de pérdida no sería sostenible”, concluyó.