El fabricante estadounidense de refrescos y bocadillos PepsiCo Inc reportó este miércoles ganancias trimestrales mayores a lo esperado, ayudada por incrementos en los precios, y reiteró su pronóstico de rendimiento anual.

El hecho de que la firma no modificara su panorama fue considerado una señal de fortaleza, en momentos en que varias empresas de consumo están sufriendo el impacto de un debilitamiento de la economía global.

"En un grupo de consumo que está registrando revisiones bajistas de cara al segundo semestre, consideramos esto como algo positivo", dijo el analista de Stifel Nicolaus, Mark Swartzberg.

Los resultados también señalaron progresos en los esfuerzos de PepsiCo para mejorar el desempeño después de que su negocio de bebidas de América del Norte perdió participación de mercado frente a su rival Coca Cola y mientras el precio de sus acciones habían languidecido.

"Se están moviendo en la dirección correcta", dijo el gerente de cartera de Jen Investment Management, Robert McIver, que posee casi tres millones de acciones de PepsiCo. "El hecho de que fueran capaces de obtener un cierto incremento en los precios en este ambiente es un testimonio de su fortaleza", agregó.

Las acciones de la compañía subían más de un 2% en las operaciones cerca del cierre del mercado en Wall Street.

Un área de fortaleza que PepsiCo resaltó fue la de las tiendas de conveniencia y las estaciones de gasolina, donde las ventas subieron un 8%, impulsadas por Mountain Dew y Gatorade. En contraste, la semana pasada Coca Cola dijo que quedó sorprendida de no ver un avance de la caída de los precios de las gasolinas en aquellas tiendas, como esperaba.

El productor de Diet Pepsi, los bocadillos Frito-Lay y el jugo Tropicana dijo que su utilidad neta para el segundo trimestre cayó a US$1.490 millones, o 94 centavos por acción, desde los US$1.890 millones, o US$1,17 por acción, registrados en el mismo período del año pasado.

Excluyendo ítems extraordinarios, las ganancias fueron de US$1,12 por papel, con lo que superaron el promedio de US$1,09 estimado por analistas, según Thomson Reuters I/B/E/S.

Los ingresos cayeron un 2% a US$16.500 millones, en línea con los pronósticos de Wall Street.

El declive se debió en parte a caídas en ingresos en China y México luego que la compañía vendiera las operaciones de embotellado en aquellos países a franquicias. La fortaleza del dólar, que redujo el valor de las ventas externas, también recortó los ingresos.

Excluyendo esos ítem, las ventas orgánicas subieron un 5%, con contribuciones de 1 punto porcentual en volúmenes y 4 puntos porcentuales en incrementos de precios.

La empresa reafirmó su panorama para el 2012, que indica una caída del 5% en las utilidades por acción respecto de los US$4,40 que obtuvo en el 2011. La firma espera que los ingresos crezcan a una tasa porcentual de un dígito medio, excluyendo la reducción por cambios en las concesiones en China y México.

PepsiCo aseguró que aún espera que las tasas de tipo de cambio dañen el crecimiento de las ganancias por acción en 3 puntos porcentuales.