Ciudad de Guatemala. Las pérdidas de productos agrícolas por las lluvias en Guatemala rondan los US$9 millones, según las estimaciones del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación (Maga).

El Ministerio calcula 8.928 manzanas de terreno afectadas, en 111 zonas de desastre, en un reporte preliminar, según el matutino guatemalteco El Periódico.

Las cosechas más afectadas son maíz, frijol, ajonjolí y hortalizas. En menor escala, sufrieron daños café y caña de azúcar.

En cuanto a ubicación geográfica, Retalhuleu, al occidente del país, destacó como el departamento con mayores pérdidas, con US$2,5 millones, seguido de Alta Verapaz, con US$2 millones.

Ricardo Villanueva, presidente de la Asociación Nacional del Café (Anacafé), se mostró aliviado porque el café se salvó de lo peor.

“Es mínimo el daño”, dijo Villanueva al periódico guatemalteco. Se trata de 25.000 quintales de café con algún tipo de daño, y pocas matas con granos podridos.

Pero la población resentirá la pérdida de granos básicos, planteó por su lado Jorge Santos, consultor del Centro Internacional de Investigaciones en Derechos Humanos.

Las pérdidas de cultivos fomentan la actividad de especuladores y el acaparamiento de productos. En tanto, el gobierno refleja debilidad para combatir estas actividades.

“No se cuenta con capacidad para almacenar granos básicos, ni para sancionar a quienes especulen con el precio y disponibilidad de los productos", afirmó Santos.

Además del alza en los precios, el consultor recordó que la pérdida de cosechas y de ingresos para los pequeños agricultores agravará la inseguridad alimentaria en el país.