Sao Paulo. La empresa controlada por el Estado Centrais Elétricas Brasileiras SA, la mayor eléctrica de Brasil, reportó una pérdida neta de 3.998 millones de reales (unos US$1.210 millones) en el cuarto trimestre de 2017, un 36% menos que en el mismo período del año previo.

Eletrobras, como se conoce a la compañía, dijo que su pérdida se redujo a 3.540 millones de reales (US$1.069 millones) antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización, desde 6.779 millones de reales (US$2.048 millones) en el mismo período del año anterior.

El Gobierno de Brasil anunció en agosto que planea deshacerse de su participación controladora en la compañía. El Congreso está evaluando un proyecto de ley que establece las reglas para la venta.

Eletrobras atraviesa un gran programa de venta de activos que busca reducir su gran carga de deuda.