Desastres naturales como el terremoto de marzo en Japón costarán este año a la economía global el récord de US$350.000 millones, con pérdidas para la industria aseguradora sólo superadas en el 2005 cuando el huracán Katrina azotó a Nueva Orleans, dijo Swiss Re.

La reaseguradora con sede en Zúrich ya había indicado que el 2011 sería un año costoso para la industria de seguros, que también enfrenta reclamos debido a inundaciones en Tailandia y un terremoto en Nueva Zelanda.

Las pérdidas por catástrofes aseguradas por sector para el 2011 ascenderán a US$108.000 millones, dijo Swiss Re.

"Si Japón hubiera estado tan bien asegurado como otros países con alto riesgo sísmico, como Nueva Zelanda, el recuento general de la industrial hubiera sido mucho mayor", dijo Swiss Re, y añadió que los reclamos adicionales de las inundaciones en Tailandia o las posibles tormentas de invierno en Europa podrían hacer subir la cuenta aún más.

Sin embargo, el impacto de las catástrofes naturales no llega a los US$123.000 millones alcanzados por la industria aseguradora en el 2005.