Cartagena, Colombia. El principal productor privado de petróleo de Colombia, Pacific Rubiales, podría elevar su extracción este año sólo en un 15% si los permisos ambientales de explotación se retrasan, dijo el viernes el presidente de la petrolera.

El cuarto productor de crudo de Latinoamérica aumentó su explotación petrolera y de minas en la última década, por sus mejores condiciones de seguridad y por la llegada de nuevos jugadores conjuntamente con un incremento de la inversión extranjera directa a esos sectores.

La canadiense Pacific Rubiales, cuyos campos han sido decisivos para que la producción total colombiana alcance niveles máximos, quiere elevar su extracción entre un 15 y un 35% en el 2012, desde el bombeo de 250.000 barriles por día el año pasado.

"La contingencia principal para poder lograr las metas de producción y de exploración van a ser las licencias ambientales (...) El retraso en la obtención de esas licencias ha ocasionado retardos en alcanzar las metas", dijo Francisco Arata, presidente de Pacific Rubiales.

"Al principio del año, dimos un rango porque no sabemos si vamos a tener todas los licencias. Si obtenemos todas las licencias, obviamente estaremos en el rango superior de la meta de crecimiento", declaró a periodistas en la ciudad costera de Cartagena.

La nación andina ha atraído miles de millones de dólares en inversiones desde el 2002, cuando una ofensiva militar respaldada por Estados Unidos contra rebeldes izquierdistas los obligó replegarse a remotas regiones selváticas y montañosas.

Los yacimientos de Pacific son emblemas de la mejora de la seguridad. Después de haber sido quemados por rebeldes en el departamento del Meta hace más de una década, ahora aportan la mayor parte de la producción nacional de crudo.

Arata dijo que las reservas probadas y probables de la compañía podrían haber crecido en "dos dígitos" al final del año pasado, desde los 350 millones de barriles de la mitad de 2011.

"Consideramos que va a ser un número importante porque durante la segunda mitad del año estuvimos perforando significativamente en el campo Quifa Norte (...) y también tuvimos perforaciones adicionales en el bloque CP6", explicó.

"Va a estar en el orden de los dos dígitos plus y el factor de reemplazo de reservas que hemos producido va a estar en el orden de los 3 barriles por cada barril que hemos producido", agregó.

El incremento del bombeo colombiano, que se acerca al millón de barriles diarios, es el resultado de la mejor seguridad y condiciones y términos, más que a nuevos descubrimientos.

Alguna vez considerado un estado fallido, Colombia está mejorando progresivamente su imagen y atrayendo inversionistas extranjeros a través de regulaciones laxas, la creación de una agencia para racionar la explotación de hidrocarburos y reducir impuestos.

Pacific espera terminar en dos años una planta de licuefacción de gas natural para ser exportado y concluir a inicios del próximo año un gasoducto de entre 80 y 85 kilómetros con capacidad de 100 millones de pies cúbicos por día.

"El gasoducto ya está en fase de estudio, ya tenemos la mayoría de los permisos ambientales y la mayoría de los derechos a tierra", concluyó.