En los últimos años el whisky ha vuelto a cautivar a un público que se encontraba atraído por otros destilados. Según el mercado global, este producto ha crecido en 15% en volumen y 23% en su valor. Un ejemplo de esto es que en Chile el Whisky Ballantine’s crece a 33%, muy por encima del crecimiento de mercado nacional que equivale a 21%.

Según el gerente de Marketing de Pernod Ricard, Jean Marc Van Kilsdonk, “nuestro desafío es seguir expandiendo la participación de mercado en las categorías whisky, ron y vodka y alcanzar 25% en los próximos tres años”.

En la actualidad la ingesta del whisky es de gusto transversal,  por lo que han logrado cautivar a un público más joven el que antes no consumía este destilado.

“El aumento en la ingesta de este destilado no es algo extraño. El tradicionalismo en la forma de tomarlo generaba que todos pudiesen conocer su calidad, pues se pensaba que la única forma de tomarlo era solo con hielo, y hoy esto ha cambiado”, declaró.

A esto se suma que el precio del Whisky es atractivo en comparación con otros destilados, esto ha permitido que el consumo por productos de mayor calidad haya aumentado. Según Jean Marc Van Kilsdonk, “si bien existen whiskys premium, con precios exorbitantes, para acceder a un producto de calidad la diferencia en valor representa sólo 30%  respecto a otros destilados, como el pisco o el vodka”.

La tendencia, según Pernod Ricard, habla que ya para el 2014 el whisky y el vodka serán los destilados que impulsen la industria, creciendo en los próximos años a tasa de doble dígito en sus ventas.