Lima. El gobierno peruano y las empresas mineras acordaron un gravamen para el sector que contempla un ingreso para el estado de 3.000 millones de soles (unos US$1.100 millones) por año, dijo este jueves el primer ministro, Salomón Lerner.

Durante una presentación al Congreso, el jefe del gabinete de ministros del gobierno del presidente Ollanta Humala afirmó que el gravamen acumularía unos 15.000 millones de soles (US$5.465 millones) en los próximos cinco años.

"Queremos el día de hoy anunciarles que se ha conseguido con las empresas mineras dar paso al pago de un gravamen de aproximadamente 3.000 millones de soles por año", dijo Lerner.

Competitividad. El gravamen anual de 3.000 millones de nuevos soles que pagarán anualmente las mineras sobre sus utilidades preserva el marco jurídico que ha permitido el crecimiento del país en los últimos años y mantiene la competitividad de la minería, afirmó este viernes la Sociedad Nacional de Minería, Petróleo y Energía (SNMPE).

Este gravamen, que es adicional al Impuesto a la Renta que las empresas pagan, hace viable la cartera de inversiones en este sector estimada en 30,000 millones de dólares para los próximos cinco años, manifestó el presidente de la SNMPE, Pedro Martínez.

Agregó que ante la convocatoria hecha por el gobierno, la SNMPE y sus empresas mineras asociadas analizaron técnicamente, con los representantes del Ejecutivo, la actual estructura impositiva del sector minero.

Señaló que el gravamen se estableció en base a las utilidades de las empresas, y ese cálculo incluirá la variación internacional de los precios de los commodities.

Afirmó que para el gremio mineroenergético y sus empresas mineras asociadas, es necesario que Perú continúe por el camino del crecimiento económico sostenido con inclusión social.

“A lo largo de las conversaciones, el sector minero mostró su total disposición para sumar esfuerzos que beneficien a Perú y a todos los peruanos en su conjunto”, aseguró.

Recalcó que las empresas mineras trabajan con el Estado peruano para reducir los niveles de pobreza y, prueba de ello, han ratificado este compromiso al término de las conversaciones técnicas.

En ese sentido, anunció que las empresas mineras pagarán un gravamen de cerca de 3.000 millones de soles anuales y, de mantenerse los actuales niveles de precios de los minerales, en los próximos cinco años sumarían 15.000 millones.

Dijo que en el quinquenio 2006-2010 las empresas mineras pagaron más de 38.000 millones de soles por Impuesto a la Renta, y destacó que es positivo para el futuro de Perú que haya primado el criterio técnico.