El Ministerio de Energía y Minas (MEM) de Perú afirmó que la empresa Doe Run no sólo incumple los compromisos asumidos con su sector, sino que además crea confusión en La Oroya (Junín) donde está su complejo metalúrgico.

El viceministro de Minas, Fernando Gala, descartó que el gobierno haya incumplido alguno de los compromisos asumidos con Doe Run, tal como viene afirmando la empresa a través de sus funcionarios y dirigentes de trabajadores.

Asimismo, ratificó la voluntad de diálogo del MEM y recordó que la Ley que prorroga el Programa de Adecuación y Manejo Ambiental (Pama) de la minera establece que la empresa deberá constituir garantías a favor del ministerio. Sobre el tema de las garantías, el viceministro aclaró que fue Doe Run la que ofreció por voluntad propia al complejo metalúrgico como garantía para el Estado.

También advirtió a los trabajadores de Doe Run que no hay que dejarse engañar por la empresa y que la Ley dice que la empresa deberá constituir garantías a favor del Estado y aún no la ha cumplido. Finalmente agregó que si la empresa reinicia operaciones y demuestra que consiguió financiamiento adecuado para el proyecto, seguramente se seguirá conversando para consolidar su operación, informó agencia Andina.