Lima. El ministro peruano de Energía y Minas, Pedro Sánchez, dijo que el gobierno podría comenzar el proceso de cierre de la fundición de Doe Run Perú y de búsqueda de un nuevo propietario, si la compañía no reanuda sus operaciones.

La fundición polimetálica de Doe Run, que normalmente produce cobre, plomo y zinc, ha permanecido cerrada por cerca de un año luego de que los bancos congelaran los préstamos a la compañía y debido a problemas con el gobierno peruano por su retraso con el programa de saneamiento ambiental.

Sánchez dijo a radio RPP el lunes que es "improbable" que Doe Run Perú, filial de la estadounidense Renco Group Inc., cumpliera los plazos del gobierno. Sánchez indicó que el gobierno ayudaría a reubicar a los trabajadores de la compañía en otros proyectos.

El domingo, Sánchez señaló que Doe Run podría ser vendida si no reanuda sus operaciones en La Oroya antes del 24 de julio.

No hubo nadie disponible inmediatamente en Doe Run para entregar comentarios.