Lima, Andina. El nuevo ministro de Agricultura, Jorge Villasante, señaló este lunes que analizará la viabilidad de una moratoria al ingreso de Organismos Vivos Modificados genéticamente (OMV) o transgénicos, y su posición se conocerá en los próximos días.

Cabe recordar que el anterior ministro de Agricultura, Rafael Quevedo, discrepó sobre el tema con el ministro del Ambiente, Antonio Brack, al sostener que si se aprueba una moratoria para el uso de transgénicos, Perú sufriría represalias comerciales y se pondría en riesgo los tratados de Libre Comercio (TLC) suscritos.

Al respecto, Villasante anotó que en el Estado se tiene que aprender a trabajar en función a políticas públicas de mediano y largo alcance.

“Uno no puede ir en contra de lo que se ha ido haciendo en otras administraciones, por ello estamos en un cuarto intermedio y en los próximos días vamos a tener oportunidad de hablar y definir una posición sobre el tema”, comentó.

Ante las críticas existentes sobre un posible favoritismo para eliminar la moratoria a los transgénicos, dijo que si las normas se dejaran de lado por las críticas ninguna estaría vigente pues siempre existen personas a favor y en contra.

“Creemos que el Reglamento de Bioseguridad es importante pues atiende un vacío de regulación sobre el tema que existía en el país”, manifestó.

Mencionó que es de suma importancia conocer si los transgénicos han estado ingresando no sólo de manera formal y legal al país sino también a través de mecanismos absolutamente ilegales como el contrabando, porque esa fue una de las formas como ingresaron a Bolivia y hacia un sector de Brasil.

Villasante precisó que en dicho aspecto se debe tener la mayor cautela pues lo que se busca en todo momento es proteger la biodiversidad de Perú así como las certificaciones que han obtenido los productores peruanos que exportan al mundo entero.

“Se trata de velar por la salud humana y si estos productos son inocuos para la salud. Además de cómo se puede mejorar la competitividad del país”, explicó.