Lima. El presidente de la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales (ANGR) de Perú, César Villanueva, recomendó esperar con serenidad los resultados del peritaje del proyecto Conga e insistió en su pedido de apostar por el diálogo para resolver cualquier diferencia.

Opinó, además, que los expertos contratados para evaluar el estudio de impacto ambiental de esa inversión minera “son altamente calificados” y habrá que esperar los resultados de su informe.

Los españoles Rafael Fernández y Luis López García y el portugués José Carvalho, contratados por el gobierno para ese peritaje, realizaron este viernes, por segundo día consecutivo, un trabajo de campo en las lagunas que se encuentran en el área de influencia del proyecto minero, ubicado en la región norandina de Cajamarca.

Villanueva dijo que cualquier diferencia que exista sobre ese proyecto de US$4.800 millones debería superarse desde una perspectiva técnica.

“Pienso que los peritos profesionales son altamente calificados y verán el tema técnico y mi recomendación es dialogar para superar cualquier desconfianza”, subrayó.

Para Villanueva resulta importante que impere el desprendimiento de las partes que tienen visiones contrarias sobre esa inversión minera, para encontrar soluciones y no “cerrarse en una sola posición”.

“El presidente regional (de Cajamarca, Gregorio Santos) tiene que reflexionar y buscar el camino del diálogo porque no hay otra salida, esa es la invocación que hacemos”, declaró a la agencia Andina.

Añadió que la ANRG continúa realizando esfuerzos para concretar un acercamiento y diálogo entre el jefe del Gabinete, Óscar Valdés, y Santos.

Villanueva dijo esperar que los opositores al proyecto apuesten pronto por el diálogo para discutir temas de “fondo” y no se recurra a medidas extremas, como las protestas o el desconocimiento anticipado del peritaje internacional.

“No podemos pasarnos en el país en una discusión de esta naturaleza. Creo que somos gobernantes con responsabilidad para sentarnos a conversar y sustentar nuestros puntos de vista, pero hay que buscar una solución beneficiosa para todos”, insistió.

Un sector de las autoridades y población de Cajamarca protestaron en diciembre pasado contra el proyecto Conga, al considerar que destruirá cuatro lagunas ubicadas en su área de influencia y afectará la provisión de agua.

La empresa a cargo del proyecto señaló que se construirán reservorios de agua para garantizar la preservación del recurso hídrico.

El Ejecutivo promovió mesas de diálogo con las autoridades representativas de la zona para tratar el tema, con las cuales se determinó la realización de un peritaje internacional al estudio de impacto ambiental del proyecto.

El presidente regional de Cajamarca se negó a participar de las reuniones para abordar ese tema.