Sídney. Perú busca atraer a inversores de Australia y Nueva Zelanda para los al menos US$15.000 millones (10.887 millones de euros) que necesita en los próximos dos años para el desarrollo de infraestructuras, informaron este lunes fuentes oficiales.

El director ejecutivo de la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) de Perú, Javier Illescas, dijo a Efe que ese es el dinero mínimo necesario para poner en marcha los proyectos que el país tiene previstos.

"Perú es un lugar atractivo porque tiene reglas claras en términos jurídicos, respeta las reglas del mercado y tiene políticas macroeconómicas estables y una moneda que no fluctúa bruscamente", dijo Illescas tras participar en el seminario "Perú: oportunidades de inversión interminables" en Sídney.

También destacó que en términos de grado de inversión Perú "solo se encuentra por debajo de Chile y México" y se sitúa por encima del resto de los países latinoamericanos.

El director de ProInversión destacó los esfuerzos de Perú por diversificar las inversiones en el país, actualmente centrada en los sectores de la minería y los hidrocarburos, o la exportación de productos agrícolas.

En este sentido, Illescas destacó las oportunidades para inversores australianos y neozelandeses en la construcción de hospitales, centros penitenciarios, líneas de trasmisión eléctricas, gasoductos o instalaciones sanitarias y educativas.