Acceder a una casa propia, sin pagar la cuota inicial, tendrá un impacto favorable en el sector construcción, pues se prevé que la edificación de viviendas reportará este año un crecimiento de cinco por ciento, acorde con el ritmo de crecimiento de la economía nacional, proyectó la Cámara Peruana de la Construcción (Capeco).

El presidente del comité general de obras de edificación de Capeco, Ricardo Arbulú, señaló que a este incentivo se suman las últimas condiciones que se aplican desde el año pasado al Bono del Buen Pagador (BBP).

“Estos cambios tendrán un impacto favorable en los costos financieros mensuales que asumen las familias a la hora de adquirir una vivienda con recursos del Fondo Mivivienda, lo cual aumentará la demanda por viviendas”, declaró al Diario El Peruano.

Explicó que estos incentivos contribuirán a alcanzar la meta establecida de construir 600,000 viviendas en este régimen gubernamental, lo cual implica unas 120,000 unidades al año.

Agregó que las ciudades de la costa encabezan la construcción de viviendas. “En la sierra este avance es más lento”.

Complemento. No obstante, Arbulú dijo que para obtener mejores resultado es necesario también avanzar con la zonificación de suelos.

“La que tenemos es de hace 15 años; además, el plan urbano de Lima está desactualizado”, refirió.

Asimismo, comentó que Sedapal debería acelerar la instalación y renovación de las redes de agua potable ampliando su cobertura en la ciudad, además de la simplificación administrativa que limita la entrega de las licencias de construcción, entre otros.

Cifras oficiales, indican que cerca de 50,000 trabajadores independientes podrán acceder a una vivienda en los próximos dos años mediante la Ley de Leasing Inmobiliario, que les permitirá acceder a una vivienda sin pagar la cuota inicial.