Puerto Maldonado. Más de 200 negocios informales que sirven indirectamente a la minería ilegal, que operan en el “poblado 107”, en Madre de Dios, serán clausurados y demolidos en el plazo de un mes, señaló hoy el alto comisionado para la Formalización e Interdicción Minera, Daniel Urresti.

Explicó que en el “poblado 107”, cercano a la Carretera Interoceánica, operan diversos negocios como bares, restaurantes, hostales, boticas y talleres de mecánica que indirectamente prestan servicios a los mineros ilegales.

“Estos negocios en los que se ofertan bebidas alcohólicas, alimentos, y servicios sexuales en pésimas condiciones de salubridad, tienen los días contados y en el plazo de un mes serán demolidos”, declaró a la agencia Andina.

Detalló que luego de los constantes operativos se ha comprobado que diversos negocios en esa zona del país operan en forma ilegal y sirven de base logística de los mineros ilegales.

“Luego de los diversos operativos policiales, se ha logrado que la Municipalidad de Mazuco apruebe una ordenanza para clausurar estos negocios, cuyos dueños serán notificados y si no acatan la orden, sus locales serán demolidos”, aseveró.

Para Urresti, resulta importante que disolver este tipo de negocios en Madre de Dios, porque son focos en los que opera la delincuencia y prostitución.

“Este tipo de locales y todo negocio que abastece a los mineros ilegales deben desaparecer totalmente, a fin de cortar todos los eslabones de esta actividad ilícita”, aseveró.

En la víspera, más de 800 agentes de la Policía Nacional y representantes del Ministerio Público realizaron una tercera intervención en el “poblado 107” en Madre de Dios, para cerrar negocios informales como bares, prostíbulos, y talleres que sirven indirectamente a la minería ilegal.