Cajamarca. Representantes de las comunidades aledañas a la zona de influencia del proyecto Conga en Cajamarca expresaron este miércoles su confianza en que se ejecute una minería responsable con el medio ambiente y el desarrollo progresivo de la población.

El alcalde del centro poblado San Juan de Hierbabuena, Eloy Vera Marchena, sostuvo que esperan que a través de este proyecto se construyan reservorios que les doten de agua, escuelas que garanticen educación para sus hijos, y fuentes de trabajo.

“Somos unos 2.000 pobladores que necesitan alternativas para desarrollarse, y que creen en este proyecto; sin embargo, nadie nos escucha ni tampoco nos dan otras posibilidades para salir adelante junto con nuestras familias”, declaró. 

Recordó que existen convenios pactados anteladamente entre la empresa minera a cargo de Conga, por la cual se comprometen con temas de responsabilidad social a favor de las comunidades.

San Juan de Hierbabuena está ubicado en el distrito de La Encañada, en la provincia de Cajamarca, a unos 3.600 metros de altura sobre el nivel del mar.

Por su parte, Rubén Salazar, líder y representante del caserío Agua Blanca, donde viven alrededor de 2.000 pobladores, se mostró confiado en que a través del proyecto minero se les ofrecerá la oportunidad que esperan para poder desarrollarse.     

“Confiamos y tenemos muchas expectativas en que se hará una minería que nos dará trabajo, que ayudará a que la ganadería crezca, y que nos brindará facilidades para la educación de nuestros hijos y nietos”, resaltó.

“Si el gobierno regional no nos da otras alternativas, esperamos que sea la inversión minera”, agregó tras lamentar que en Cajamarca no se haya escuchado a los cerca de 14.000 pobladores instalados en las comunidades aledañas al proyecto.

“Pensamos que sería el peor error en la historia del país si no se aprueba Conga, en Cajamarca no hay industria y el turismo está cayendo, sólo nos va quedando la minería”, finalizó.