Lima. Un consorcio encabezado por la brasileña Odebrecht ganó un contrato de US$600 millones  para construir el segundo tramo de un tren eléctrico en Perú, dijo este miércoles el gobierno.

La local Graña y Montero también integra el consorcio y el negocio se formalizaría en las próximas semanas.

"Si no hay impugnaciones entonces tenemos el camino expedito y obviamente se firmará el contrato en dos o tres semanas", afirmó a periodistas el ministro de Transporte y Comunicaciones, Enrique Cornejo.

El consorcio de Odebrecht y Graña y Montero ejecuta actualmente el primer tramo del tren eléctrico en Lima, que entrará en funcionamiento el 11 de julio tras una inversión de US$410 millones.

El segundo tramo estaría listo en dos o tres años y ayudará a tener un transporte masivo rápido en Lima, que tiene unos 9 millones de habitantes, según el Gobierno.

Odebrecht ganó la licitación días después de conocerse públicamente que un grupo de empresas brasileñas, entre ellas Odebrecht, donó US$833.000 para construir una efigie monumental casi similar a la del Cristo Corcovado de Río de Janeiro, que será inaugurada el 29 de junio.

La construcción de un tren eléctrico para Lima se inició en 1986, durante el primer gobierno del actual presidente Alan García. Pero el proyecto fue abandonado tras denuncias de corrupción y una crisis económica en el país sudamericano.

Odebrecht, que ha ejecutado grandes obras de irrigación, hidroeléctricas y proyectos viales, tiene planes de invertir en Perú unos US$10.000 millones  en un periodo de cinco años.

Analistas afirman que las inversiones brasileñas seguirán viento en popa luego de que el nacionalista Ollanta Humala ganó la elección presidencial de Perú en junio, pregonando su admiración por el modelo económico brasileño del moderado ex presidente Luiz Inácio Lula da Silva.

Donación. La nueva licitación se dio en medio de denuncias de supuestas irregularidades en el proceso y críticas en torno a la actuación de Odebrecht en Perú, cuya presencia en el país ha crecido fuertemente en los últimos años.

"La firma Odebrecht ha cumplido con todos los requisitos estipulados en el proceso", dijo a Reuters el gerente de relaciones institucionales del consorcio, Ricardo Febrecos.

Odebrecht ganó la licitación días después de conocerse públicamente que un grupo de empresas brasileñas, entre ellas Odebrecht, donó US$833.000 para construir una efigie monumental casi similar a la del Cristo Corcovado de Río de Janeiro, que será inaugurada el 29 de junio.

Nadie del gobierno ha desmentido la información y el mandatario García, cuyo mandato culmina a fines de julio, dijo que él mismo donó casi US$36.000 para la obra.

Representantes de Odebrecht en Perú se excusaron de comentar sobre el monumento denominado Cristo del Pacífico, de unos 37 metros de alto -incluyendo una base de 15 metros- que está ubicado en el distrito Chorrillos frente al mar.

Su construcción ha sido criticada por arquitectos y la misma alcaldesa de Lima, Susana Villarán, porque creen que se hizo sin la consulta de expertos y en un tiempo récord.