Lima. El consorcio que explota el rico campo gasífero Camisea en Perú, liderado por la argentina Pluspetrol, permitiría que parte de las reservas de gas natural que tiene como aval con bancos sean destinadas al mercado local, dijo el viernes el gobierno peruano.

El acuerdo preliminar forma parte de largas conversaciones, iniciadas en el anterior gobierno del presidente Alan García, para que el gas natural del lote 88 -uno de los más importantes del consorcio- sea destinado exclusivamente al mercado peruano.

Este tema fue también una promesa de campaña electoral del mandatario nacionalista Ollanta Humala.

"En este tema (del lote 88) hemos avanzado bastante, por lo menos a nivel de conversaciones hay aceptación de liberar una buena cantidad de las reservas que están cautivas como un aval para el proyecto de exportación", dijo el ministro de Energía y Minas, Carlos Herrera, a periodistas.

Parte de las reservas de este lote, cerca de 2,5 TCF (billones de pies cúbicos), fueron otorgadas como aval a bancos para un proyecto de exportación de gas natural licuado puesto en marcha en junio del año pasado.

Las reservas del lote 88 ascienden a cerca de 8 TCF.

"Lo que nos han expresado es que lo que podrían estar liberando próximamente es alrededor de 1,5 TCF en base a nuevas reservas", agregó.

Sin embargo, el ministro aseguró que han pedido la liberación total para poder avanzar con más rapidez en algunos planes energéticos en el país, como la construcción de un gasoducto de US$3.000 millones y el desarrollo de una industria petroquímica en la nación rica en recursos naturales.

Herrera precisó que la liberación de las reservas tomaría uno o dos meses según lo notificado por el consorcio, en el que también participan la española Repsol-YPF, la estadounidense Hunt Oil, la coreana SK Energy, la argelina Sonatrach y la argentina Tecpetrol.

Un importante ejecutivo de Pluspetrol se abstuvo de comentar sobre la liberación de las reservas.

Dentro de las negociaciones, el Gobierno también busca modificar las regalías del yacimiento Camisea, de manera que las regalías que paga el gas exportado nunca sean menores a las del combustible consumido localmente.

Sobre ese punto, el ministro dijo que el consorcio "entiende que la posición del Perú es justificada".