Lima, Andina. El gobierno regional de Puno en el Perú construirá una planta de procesamiento de fibra de alpaca, que servirá como centro de transferencia tecnológica para el impulso de actividades de mejoramiento genético, capacitación técnica en sanidad animal, organización empresarial y comercialización de productos derivados de este camélido.

El anuncio lo hizo el presidente regional de Puno, Mauricio Rodríguez Rodríguez, durante el lanzamiento de las actividades del Proyecto Especial Camélidos Sudamericanos (Pecsa) en la comunidad campesina de Rumitía, del distrito de Santa Lucía, en la provincia de Lampa.

Pecsa inició trabajos de sanidad animal para 309 mil cabezas de alpaca en beneficio de los criadores de las provincias de Lampa, Azángaro, Huancané, Moho, Chucuito y Melgar, con participación de técnicos y profesionales durante tres meses.

Luego de ello se ejecutará el proyecto de inversión pública “Fortalecimiento de las capacidades productivas del productor para mejorar la competitividad del sector alpaquero”, con cinco millones 800 mil nuevos soles de financiamiento.

Se trabajará la formación de rebaños, manejo racional de recursos naturales y enfoque de gestión territorial e incidencia política, en beneficio directo de 5.800 familias que crían alpacas en las zonas altas de Puno, consideradas en extrema pobreza.

Pobladores procedentes de las comunidades campesinas de Lagunillas, Andamarca, Callanca, Orduña, Atecata, Pampa Utaña, Cayco, Coline, Cayachira, Pinaya, entre otras, destacaron los anuncios.

Para apoyar a los criadores en el tratamiento de las enfermedades ectoparasitarias, carenciales e infecciosas en alpacas, que es el mayor problema en la mortandad de dichos animales, Rodríguez puso en marcha la campaña de aplicación de fármacos para la desparasitación vía intramuscular.

También se estimuló a los comuneros y artesanas ganadores de los concursos de esquila y de hilados con fibra de alpaca con la entrega de premios consistentes en productos veterinarios (medicamentos) y material veterinario.

“Hablamos de la tecnificación total de las actividades productivas. En el caso de la producción alpaquera se necesita mejoramiento genético para darle mayor valor agregado, organización para la formación de empresas y trabajar mejor”, dijo el titular puneño.