Lima, Andina. Los créditos de consumo mantuvieron en mayo pasado su tendencia creciente y al cierre del mes alcanzaron un saldo total de 20.186 millones de nuevos soles (US$7.190 millones), monto mayor en 493 millones o US$176 millones (2,50%) a lo registrado en abril del 2011 y superior en 3,160 millones (18,56%) en comparación a mayo del 2010, indicó la Asociación de Bancos (Asbanc).

La evolución positiva de los préstamos al consumo se enmarca en un contexto de sostenido crecimiento de la economía peruana y de la demanda interna, lo que ha permitido una expansión de las operaciones bancarias hacia un mayor número de personas de los distintos segmentos socioeconómicos.

Las tasas de interés de los créditos de consumo reportaron en moneda nacional un promedio de 39,29% al cierre de mayo, lo que significó un aumento mensual de 0,93 puntos porcentuales; mientras que en moneda extranjera la tasa pasó de 20,53% a 21,22%, un avance de 0.69 puntos entre abril y mayo del presente año.

Los créditos hipotecarios de la banca privada totalizaron 17.126 millones de soles (US$6.100 millones) en mayo del 2011, monto que superó en 205 millones o en US$73 millones (1,21%) a lo reportado el mes anterior y en 3.593 millones o US$1279 millones (26.55%) respecto a mayo del 2010.

El dinamismo mostrado por los préstamos hipotecarios se explica por la fuerte demanda habitacional, dado el elevado déficit de viviendas existente en el país.

Ante ello, los bancos siguen ampliando su oferta crediticia brindando productos adecuados a los prestatarios según sus niveles de ingresos.

Las tasas de interés hipotecarias promedio han presentado una tendencia al alza en lo que va del año.

En moneda nacional anotaron un nivel de 9.56% al cierre de mayo, mayor en 0,12 puntos porcentuales frente al término de abril, en tanto que en moneda extranjera la tasa alcanzó 8,45%, mostrando un aumento de 0,05 puntos entre abril y mayo del 2011.

Cabe señalar que a mayo del 2011 el saldo total de créditos otorgados por el sistema bancario peruano, expresado en soles, ascendió a 119,625 millones, de los cuales un 31,19% (37,312 millones) fueron dirigidos a personas naturales, los que a su vez estuvieron constituidos por créditos de consumo y créditos hipotecarios.