Lima. Perú declaró en emergencia al sector azucarero por 180 días para permitir la importación del producto y así reducir su precio en el mercado interno, ante una supuesta concertación entre los mayores productores locales, anunció el primer ministro, Javier Velásquez.

La decisión se produjo luego de una reunión de Velásquez con representantes de las empresas productoras peruanas del endulzante, con el fin de buscar reducir el precio del azúcar, que en un año se ha elevado casi el doble en el país, según la local Asociación de Consumidores y Usuarios (Aspec).

"Hemos suscrito un decreto supremo en virtud del cual vamos a declarar en emergencia la actividad azucarera, y vamos a utilizar todas las herramientas que la ley y la Constitución nos da, si fuera posible, para autorizar importación de azúcar", dijo Velásquez a periodistas tras la reunión.

El funcionario afirmó que el estatal Banco Agrario podría entregar líneas de créditos para que el sector privado importe este producto de los mercados internacionales.

"No hay desabastecimiento del mercado interno ni hay la posibilidad de que pueda haber una escasez, lo que queremos es que el costo del precio del azúcar refleje su valor de producción real", refirió el primer ministro.

"El gobierno no va a permitir que haya una concertaciones encubiertas que pueda afectar a los consumidores", subrayó.

Representantes de la privada Asociación de Productores de Azúcar no estuvieron disponibles de inmediato para comentar la decisión del gobierno peruano sobre el sector.