Lima. El desarrollo de una red ferroviaria en el país favorecería la integración y un mayor desarrollo social, y tendría un impacto favorable de 30% en el Producto Bruto Interno (PBI) de las regiones, señaló este jueves el consultor externo del Centro Nacional de Planeamiento Estratégico (Ceplan), Jorge Chávez.

Además indicó que las zonas beneficiadas serán especialmente aquellas por donde pasarían los ferrocarriles pues favorecerán la socialización sostenida de oportunidades para el desarrollo en condiciones diferentes, de las comunidades y asentamientos humanos en la selva, sierra y fronteras.

“La ruta ferroviaria origina la fundación de nuevas ciudades, el aumento poblacional por migración y eleva la tasa de explotación industrial al 30% por año”, sostuvo el también ex consultor en transportes del Banco Mundial.

En tanto, mencionó que además revalorizaría el precio de mercado de los terrenos y los recursos naturales hasta diez kilómetros al eje.

Luego de la presentación de la conferencia magistral Perú: Desarrollo de una Red Ferroviaria Nacional, organizada por el Ceplan, dijo que también favorecería un incremento del PBI potencial, que en Perú se sitúa entre 5% y 6% anual actualmente.

“Los países con más de mil kilómetros de ferrocarriles operativos a 150 kilómetros por hora de velocidad comercial, tienen la capacidad de mantener un crecimiento sostenido de su PBI regional o nacional, que aquellos que sólo operan transporte por carreteras y/o aéreo”, indicó.

Asimismo explicó que el modo ferroviario es el único que otorga sostenibilidad en la integración social, económica y geofísica en cualquier país.

Consideró que el transporte por carretera es sólo viable hasta 200 kilómetros de distancia y más allá de ello el modo obligatorio es el tren.

Chávez sostuvo que el Estado tiene los recursos necesarios para desarrollar un plan ferroviario a nivel nacional, más aún ahora que está en bonanza.

“Si se han gastado US$80.000 millones en los últimos años sin hacer nada sustancial, como carreteras de baja intensidad, por qué no se puede invertir en un plan ferroviario cuya inversión sería de alto impacto, cinco veces superior al de una carretera”, sostuvo.

Además manifestó que inclusive se podría plantear a España, el país europeo que más kilómetros de ferrocarriles ha construido en los últimos 20 años, traer a Perú, por la mitad del costo, la tecnología necesaria para la construcción de una red ferroviaria a nivel nacional.

“Esta iniciativa favorecería empleo para personas de España, por ejemplo, país que tiene mucho desempleo actualmente, y así con migraciones selectivas podríamos duplicar nuestra población que es actualmente de 31 millones de habitantes, y nos ahorraríamos el costo social por educación”, anotó.

Finalmente, manifestó que la naturaleza agreste peruana no es un impedimento para desarrollar un transporte ferroviario en el país pues se pueden viabilizar las zonas por donde pasarían los trenes a través de túneles u otras obras de ingeniería, como en otras partes del mundo.