Lima. La Empresa de Generación Eléctrica Amazonas Sur (Egasur) afirmó que está dispuesta a entregar US$200 millones como compensación por los impactos que generaría la ejecución de las obras de la central hidroeléctrica del Inambari.

El presidente del proyecto, Miguel Evandro, explicó que ello “dependerá de cómo evolucione el tema y los acuerdos sociales a los que podríamos llegar con la población, pues somos responsables de que nuestras operaciones tendrán impactos en la zona de influencia”.

El ministerio del Ambiente (Minam) peruano ha calculado que la puesta en marcha de la centra generaría un impacto ambiental de US$200 millones, que debería asumir anualmente la concesionaría para compensar la destrucción de bosques que implicará la obra.

El ejecutivo del proyecto indicó que el ministerio “ha planteado esa cifra y nosotros dejamos la puerta abierta, pues pensamos que ese podría ser el monto final. No obstante, todavía se debe negociar".

Añadió que los recursos entregados por la empresa se destinarían a la reforestación y conservación de áreas naturales protegidas.

También se financiarán de proyectos de capacidades productivas para la población; e iniciativas de salud, educación, entre otros aspectos, indicó El Correo.

En cuanto a las familias que deberán ser reubicadas, explicó que "la población tendrá la oportunidad de contar con una vivienda nueva o que la empresa le pague por la vivienda que deja".