Lima. La Asociación de Bancos (Asbanc) informó este domingo que en los últimos 10 años el leasing se convirtió en la principal fuente de financiamiento a mediando plazo para las pequeñas y medianas empresas (pymes) y ha tenido un crecimiento de 649% en el mencionado período.

De acuerdo a las cifras del gremio bancario en el 2003, las operaciones de arrendamiento financiero o leasing llegaban a US$1.238 millones y en el 2013 alcanzaron los US$9.274 millones.

Este mecanismo de financiamiento permite a las empresas acceder a maquinarias, equipos, bienes inmuebles y vehículos, para el crecimiento empresarial.

“A diferencia de las grandes empresas, que cuentan con financiamiento de mediano plazo ya sea bancario, de proveedores o vía mercado de capitales; las pymes tienen un acceso más restringido. Por ello, el leasing permite obtener bienes productivos con un alto impacto para el crecimiento, que sería incluso más relevante que un incentivo tributario”, señala Asbanc.

De acuerdo al informe elaborado por el Área de Estudios Económicos y Estadísticas de Asbanc, los sectores económicos con mayor participación en el monto total de contratos de arrendamiento financiero fueron la industria manufacturera con 19.61 por ciento; y las actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler (14.86 por ciento).

Le siguen transporte, almacenamiento y comunicaciones (14.62 por ciento); electricidad, gas y agua con 13,78%, el comercio con 12,31% y la minería con 10,32%.

En cuanto a los bienes productivos que se contratan vía leasing, destacan las maquinarias y equipos industriales con el 38,38% del total, los bienes inmuebles con el 27,07% y las unidades de transporte terrestre con el 23,18%.