Lima. Productores peruanos esperan cosechar 4,3 millones de quintales de café en 2014, a pesar de la amenaza que significa la plaga de la roya amarilla, anunció el presidente de la Junta Nacional del Café (JNC), Anner Román.

Las estimaciones se basan en los resultados de los primeros cinco meses del año, cuya cosecha ascendió a 2.184 millones de quintales (cada quintal equivale a 100 kilos), aseveró a la prensa el representante del sector.

Este monto representa casi el 50% de la producción anual, lo que sustenta las proyecciones de la JNC, el mayor gremio cafetalero de Perú que agrupa a los productores del grano en el país sudamericano.

Román explicó que la amenaza de la plaga ha tenido un efecto en la producción cafetalera nacional, lo que se evidencia en la baja estimada para este año en comparación con la producción de 2013, que fue de 5,5 millones de quintales.

Algunas regiones cafetaleras registran mayores pérdidas en sus cosechas por la plaga, como Junín, Cusco, Ayacucho y Puno, las cuatro ubicadas en la zona surandina colindante con la Amazonía.

La plaga no ha sido combatida adecuadamente, a lo que se suma la falta de recursos del sector para renovar las plantaciones viejas, lo que provoca una baja en la producción, explicó Román.

El representante de los cafetaleros dijo que los productores nacionales están afectados desde el año pasado y todavía no alcanzan a recuperar sus cosechas.

La mejor temporada se registró en 2011, cuando las cosechas llegaron a 11,2 millones de quintales de café.