Lima. Perú se encuentra en el grupo de países con buen ambiente en Seguridad Alimentaria, según el Global Food Security Index (GFSI) 2012 publicado por la Economist Intelligence Unit (EIU) de The Economist.

Entre los 105 países evaluados, Perú se ubica en el puesto 48 y entre los países de América Latina y el Caribe en el puesto nueve de 19 incluidos en la publicación, y que es liderada por Chile, México y Brasil.

El GFSI 2012 es la herramienta central para evaluar el grado de avance de la seguridad alimentaria entre 105 países, tomando como base la definición empleada en la Cumbre Mundial sobre la Alimentación (1996) y a través de tres dimensiones aceptadas internacionalmente: Asequibilidad, Disponibilidad y, Calidad y Seguridad.

Cada una de las tres categorías del GFSI emplea una serie de indicadores que permiten evaluar los programas, políticas o prácticas que aplica cada país y medir su impacto en la seguridad alimentaria.

Además, de las tres dimensiones mencionadas, los precios de los alimentos son un determinante fundamental en la seguridad alimentaria pues afecta sobre todo la Asequibilidad, señaló la Cámara de Comercio de Lima (CCL).

Por ello, el GFSI construye un factor de ajuste que resulta de medir históricamente en qué porcentaje la inflación mundial de alimentos se ha reflejado en mayores precios de los alimentos en cada país.

Con una periodicidad trimestral, dicho factor se va actualizando de acuerdo a la evolución del índice de precios de alimentos de la Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO), con lo que se logra tener una alerta temprana de crisis que pueda poner en peligro la seguridad alimentaria de un país o empeorar las condiciones de los calificados como pobres.

Perú logra la mejor ubicación en la dimensión Asequibilidad (46) pero mostrando posiciones más rezagadas en Disponibilidad (55) y Calidad y Seguridad (53), encontrándose en el grupo de países que muestra un buen ambiente con respecto a seguridad alimentaria.

El estudio también señaló que las principales fortalezas de Perú radican en los bajos aranceles a productos agrícolas (seis) y la poca volatilidad de la producción agrícola (40).

Por otro lado, los principales retos de Perú son incrementar el gasto público en investigación y desarrollo (65) y la suficiencia de la oferta de alimentos (69).