Lima, Andina. El Perú está en el camino indicado para, en los próximos años, erradicar los cultivos de la hoja de coca, y revertir su imagen de país productor, con los programas de desarrollo alternativo, afirmó el representante de la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), Flavio Mirella.

En ese sentido, destacó la experiencia peruana de erradicar los cultivos ilícitos en zonas controladas anteriormente por el narcotráfico.

“No hay que olvidar que el Perú tiene una experiencia en revertir la tendencia que existía en zonas cocaleras”, declaró a la agencia Andina.

El funcionario de la ONU puso en relieve el modelo aplicado en la región San Martín y recordó que cerca de 23.000 familias, reunidas en 14 cooperativas, lograron ventas por más de US$100 millones durante el 2010 con cultivos alternativos.

Estimó que, al 2016, estos productores podrían generar ventas por más de US$300 millones.

“Esto es una muestra concreta de estabilidad y de posibilidad realmente fundada en una economía lícita en regiones donde había una presencia fuerte del narcotráfico y ahora se observa que en San Martín, con sus 40.000 hectáreas de cacao y aceite de palma, ya existe un perfil económico interesante”, manifestó.

Mirilla, más adelante, recomendó impulsar mecanismos para el Estado como la empresa privada inviertan en programas alternativos en zonas donde existe una marcada actividad del narcotráfico, como en el Valle de los Ríos Apurímac y Ene (VRAE).

“Hay que velar además para que los gobiernos regionales y el nacional sigan impulsando el actual modelo de protección del medio ambiente y que no le cueste al país en términos de su patrimonio ambiental”, agregó.