Pasar al contenido principal
Perú: estiman 10.000 nuevos clientes para el consumo gas natural al año
Lunes, Agosto 6, 2012 - 10:55

El Ejecutivo presentó al Congreso el proyecto de ley para masificar el consumo de GN, que prevé una transferencia de unos US$74,8 millones para promover el uso de esta fuente de energía en los sectores residencial y transporte vehicular de las regiones.

Lima. El proyecto de masificación del gas natural (GN) favorecerá directamente al consumo doméstico, a los pequeños negocios y a la generación de nuevos emprendimientos empresariales en las regiones, se informó este lunes.

"Se prevé que cada año se incorporarán alrededor de 10.000 nuevos clientes para el consumo de esta fuente de energía en las regiones", manifestó el gerente de regulación de gas natural del Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin), Luis Espinoza, al Diario El Peruano.

El Poder Ejecutivo presentó a finales de julio al Congreso de la República el proyecto de ley para masificar el consumo de GN, que prevé una transferencia de 200 millones de nuevos soles (US$74,8 millones) para promover el uso de esta fuente de energía en los sectores residencial y transporte vehicular de las regiones.

De acuerdo con la iniciativa, se identificó que en la mayoría de regiones más pobres del Perú operan empresas de distribución de electricidad, las cuales cuentan con infraestructura, logística y medios que le permitirían prestar –en muy corto plazo– el servicio de distribución de gas natural.

Lo que plantea el proyecto, explicó Espinoza, es que las empresas de distribución de energía eléctrica de propiedad del Estado en las regiones también distribuyan GN en los ámbitos de su jurisdicción.

"Por lo menos en una primera etapa, para luego dar pase a la inversión privada", acotó.

Detalló que para entrar en este negocio requieren solo la ampliación de su capital, el cual puede ser aportado por el gobierno regional con recursos provenientes del canon tal como está planteado en el proyecto de masificación.

A modo de ejemplo, Espinoza refirió que para el tendido de redes para 10.000 familias se requiere una inversión de cerca de US$4 millones.

En tanto que la red interna de cada vivienda se requiere entre US$500 y US$700.

Mencionó que en esta primera fase de expansión, el objetivo es asegurar el tendido de redes de baja presión apto para el consumo doméstico y de pequeños negocios (restaurantes, hoteles, entre otros).

"Lo que busca el Poder Ejecutivo es que se empiece con el tendido de estas redes, que es la parte más complicada del proceso de masificación, pues implica ganar la confianza de la población en esta fuente de energía, y luego el servicio se expandirá con redes de alta presión contando con la participación del sector privado", subrayó.

Autores

Agencia Peruana de Noticias