Lima. Las intensas lluvias que afectaron la semana pasada a la zona peruana de Cusco provocaron pérdidas por más de 700 millones de soles (unos US$257M), en daños a las viviendas, vías de acceso y a la agricultura, además del descenso del turismo.

Según consigna El Comercio de Lima, el desborde de los ríos y los daños en distintas vías de acceso hacia la ciudadela de Machu Picchu obligarán a mantener cerrada por varias semanas el principal atractivo turístico del país andino.

Entre los principales daños, se encuentran la destrucción de 6,5 kilómetros de la vía férrea dañada que conduce a Machu Picchu. A ello, se agregan 51 puentes afectados, de los cuales 21 se encuentran inutilizables.

Las lluvias también provocaron la destrucción de 5.000 viviendas y pérdidas en 16.281 hectáreas de cultivo.