El viceministro de Energía de Perú, Edwin Quintanilla, estimó que al cierre de 2016 habrá 540.000 viviendas conectadas con el gas natural a escala nacional.

Ello como resultado de la puesta en marcha del proyecto gasífero de Camisea, informó El Peruano.

Repasó que gracias a dicha instalación, en 2010 hubo alrededor de 30.000 casas conectadas a este sistema de energía, lo que aumentó a 170.000 en 2013. Actualmente hay más de 200.000 viviendas incorporadas.

Asimismo, el gas natural es utilizado como combustible y para la generación de electricidad. Esto se traduce una masificación del gas natural vehicular (GNV).

Según el viceministro, hoy hay más de 240 estaciones con ese producto, comercializándose con un precio económico. Al respecto, destacó que “se registraron rebajas de más de 50% en comparación con el valor del combustible equivalente (gasolinas)”.