Lima. Perú evalúa si existen alternativas sostenibles y técnicamente factibles para concretar una integración eléctrica con Bolivia, Brasil y Chile, a través de múlitples interconexiones, afirmó el viceministro de Energía peruano, Daniel Cámac.

"También estamos estudiando afianzar los intercambios energéticos con el Ecuador a través de la suscripción de contratos de largo plazo, entre los agentes generadores y/o distribuidores de ambos países, como cobertura de riesgo para situaciones previsibles de congestión de las interconexiones", dijo Cámac.

Según el viceministro, el gran potencial hidroeléctrico de Perú, de alrededor de 58 mil megavatios, es superior a la demanda interna, por lo que el excedente podría ser vendido, por ejemplo, a Brasil, con quien ya tiene un Acuerdo Binacional que promueve la construcción de centrales hidroeléctricas.

Cámac también señaló que Perú estudia el desarrollo de un Nodo Energético del Sur, que comprendería la construcción de dos centrales termoeléctricas, cuya inversión podría alcanzar los US$1.000 millones, informó la Agencia Andina.