Lima. El viceministro de Minas, Guillermo Shinno, informó este martes que la administradora Right Business, encargada de la liquidación en marcha del Complejo Metalúrgico de La Oroya, ubicado en Junín, evalúa el reinicio de las operaciones de los circuitos de zinc y plomo, sin contar con el circuito de cobre.

Agregó que la empresa administradora debe ser la encargada de presentar ante la Junta de Acreedores el plan de reinicio de operaciones de la planta.

Igualmente, señaló que la última propuesta de reestructuración presentada por Doe Run Perú (DRP) también deberá ser evaluada por la empresa administradora.

Right Business deberá convocar a una reunión de la Junta de Acreedores para la presentación de la propuesta, precisó.

De otro lado, dijo que la venta de oro de los productores informales de Puno se efectuará a través de los comercializadores debidamente formalizados.

“Sólo se puede comprar oro por parte de los comercializadores, pero un comercializador compra si hay procedencia legal”, manifestó.

Comentó que no existe un proceso de formalización para los cachorreros, por lo tanto, deberán vender el mineral a los comercializadores.

Asimismo, subrayó que el proceso de formalización en Puno y Ayacucho tiene avances, en tanto que en Madre de Dios el nivel de formalización es lento.

Shinno participó en la conferencia Gobierno Abierto y Transparencia de las Industrias Extractivas en América Latina y El Caribe, que fue organizada por la Secretaría de la Iniciativa para la Transparencia de las Industrias Extractivas (EITI).

En el evento el ministro de Energía y Minas, Jorge Merino, dijo que la EITI tiene la finalidad de fortalecer los mecanismos de transparencia y fiscalización del uso de los recursos económicos que aportan las empresas del sector a los estados, y garantizar la correcta administración de los recursos en el fomento del desarrollo sostenible.

También destacó que Perú es el primer país latinoamericano en adherirse al EITI.