Lima. El Poder Ejecutivo publicó un decreto de urgencia que incluye a los petróleos industriales utilizados en actividades de generación eléctrica en sistemas aislados entre los productos que reciben compensaciones del Fondo para la Estabilización de Precios de los Combustibles Derivados del Petróleo.

Según la norma, publicada en una edición extraordinaria del Boletín de Normas Legales del Diario Oficial El Peruano, resulta conveniente dicha medida debido a que la alta volatilidad en los precios de estos combustibles es trasladada a las tarifas de electricidad en dichos sistemas.

Ello afecta principalmente a los usuarios residenciales del servicio de electricidad en los sistemas aislados.

De esta manera, los petróleos industrias utilizados en actividades de generación eléctrica en sistemas aislados se unen al Gas Licuado de Petróleo (GLP), las gasolinas de 84 y 90 octanos, los gasoholes de 84 y 90 octanos y el Diesel BX como productos compensados por el fondo.

Están excluidos de esta lista el GLP, las gasolinas de 84 y 90 octanos, gasoholes de 84 y 90 octanos y el Diesel BX utilizados en las actividades de exploración y explotación de hidrocarburos y recursos minerales, el procesamiento de recursos hidrobiológicos y la fabricación de cemento.

La modificación de esta lista y la inclusión de productos similares, se hará mediante decreto supremo refrendado por el Ministro de Energía y Minas, y el Ministro de Economía y Finanzas.

El decreto de urgencia del Poder Ejecutivo establece también que para el caso de los petróleos industriales y Diesel BX utilizados en las actividades de generación eléctrica en sistemas aislados, la Banda de Precio del fondo será determinada por el Organismo Supervisor de la Inversión en Energía y Minería (Osinergmin).

El regulador aplicará un procedimiento que dé lugar a una variación máxima de 5% por este concepto de los precios en barra efectivos de los sistemas aislados.

El gobierno señaló que el fondo constituye un mecanismo beneficioso para la economía peruana, toda vez que permite absorber la volatilidad de los precios de los combustibles y atenuar el efecto de la volatilidad externa, contribuyendo a que el Perú tenga una inflación moderada.

Sin embargo, mencionó que debido al incremento sostenido del precio internacional promedio del petróleo, este mecanismo ha acumulado progresivamente considerables obligaciones con los productores e importadores de combustibles, por lo que el Estado ha efectuado importantes pagos para atender dichas obligaciones.

“Es necesario adoptar en el más breve plazo medidas para dirigir los beneficios del fondo hacia los sectores más afectados por la volatilidad del precio internacional del petróleo, y a la vez atenuar el impacto generado por las deudas de dicho fondo sobre las cuentas fiscales”, aseveró el Poder Ejecutivo.