Lima. El ministro de Agricultura y Riego, Juan Manuel Benites, manifestó que en los próximos tres años el Perú incrementará el volumen de las agroexportaciones en US$1.000 millones con la puesta en marcha del proyecto de irrigación de Olmos, lo cual convertirá a la agricultura en el motor de la economía.

Este martes se inaugurará este proyecto y contará con la asistencia del Presidente de la República, Ollanta Humala, en compañía del Gabinete Ministerial.

"Sin duda, con la puesta de Olmos tendremos 43.500 nuevas hectáreas (38.000 nuevas hectáreas a ser subastadas y 5.500 hectáreas de los agricultores del Valle Viejo) para cultivos de agroexportación y creemos que la agricultura se podrá convertir en el motor de la economía, conjuntamente con la minería”, sostuvo Benites.

Dijo que el proyecto de irrigación permitirá la extensión de cultivos como uva, palta, azúcar, quinua, espárragos y otros.

Benites indicó que tomando en cuenta los procesos de maduración de los principales productos de agroexportación, nuestro país podrá incrementar sus ventas al exterior en el mediano plazo y conquistar nuevos mercados, lo que redundará en mayores divisas y en la calidad de los productores del campo.

Asimismo, señaló que una de las mayores ventajas que ofrece el proyecto Olmos es que contará con un moderno sistema de riego tecnificado.

“Pero lo más importante de Olmos es que ratifica la confianza del empresariado en el Perú, pues se trata de una inversión de largo plazo, en el que los privados han colocado más de 600 millones de dólares”, afirmó.

Además, señaló que el ministerio a su cargo impulsa la realización de otros proyectos similares en el sector agrario como Chavimochic (La Libertad), Chinecas (Áncash), Alto Piura (Piura) y sobre todo, Majes-Siguas II (Arequipa), que ampliarán las extensiones de cultivos para productos de exportación.

"En el caso el Majes-Siguas II, después de resolverse las diferencias entre Cusco y Arequipa en el uso de las aguas, esperamos que el próximo año se puedan iniciar oficialmente las obras del proyecto, que permitirá contar con más de 38,000 nuevas hectáreas de cultivo", acotó.

Por otro lado, anunció que al final de este año se habrá logrado una producción de 70,000 toneladas de quinua, impulsada por el boom de la gastronomía en base a los granos andinos y el acceso a nuevos mercados que demandan alimentos altamente nutritivos.

También resaltó el aumento en más de 222 por ciento de las exportaciones de quinua en el período enero-setiembre de este año, lo que demuestra el valor alimenticio de ese “grano de oro” y las diversos granos andinos como kiwicha, tarwi y otros, que se cultivan principalmente en Puno y Cusco.