Lima. La construcción de la faja hermética transportadora de minerales en el puerto del Callao demandará una inversión de US$150 millones y estará culminada en septiembre del 2013, lo que asegurará el transporte y embarque de minerales sin riesgo de contaminación, anunció este jueves Impala Perú, empresa del Grupo Trafigura.

El proyecto está a cargo del Consorcio Transportadora Callao (CTC), empresa de la cual Impala Perú es socia principal (30%), y conformada también por Perubar, Chinalco, El Brocal y Santa Sofía Puertos.

El director regional para América Latina de Impala Warehousing & Logistics International, Miguel Angel Martínez, señaló que el proyecto cuenta con un Estudio de Impacto Ambiental (EIA) aprobado por el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

“Este es el resultado de un contrato de concesión por 20 años firmado en enero del 2011 con el Estado peruano. Además, el proyecto cuenta con la aprobación de la Autoridad Portuaria Nacional (APN) y la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión)”, acotó.

La faja tendrá un recorrido de tres kilómetros en zonas exclusivamente industriales, descartando con ello cualquier posibilidad que su ruta se acerque a las viviendas.

Refirió que el proyecto elimina 92.000 viajes de camiones, lo que se hubiera incrementado a 130 mil viajes con el ingreso de los minerales provenientes del proyecto minero Toromocho.

“Esta faja sustituirá a los camiones. Actualmente la carga es de tres millones de toneladas y cada camión carga 30 toneladas. La faja está en pleno proceso de construcción y es la solución para los problemas de contaminación”, declaró.

Indicó que la faja permitirá el transporte de 3,9 millones de toneladas de carga, y se prevé que para el 2030 será de seis millones.

Afirmó que la construcción de esta faja es la mejor opción para erradicar la contaminación por plomo en el Callao pues con el transporte directo de los minerales, del camión transportador al depósito de almacenamiento, completará el circuito de embarque de minerales libre de contaminación.

“Ello permitirá neutralizar la polución de plomo provocada por el embarque y desembarque de concentrados en camiones. El proyecto completa un circuito de embarque libre de contaminación y asegura la eliminación de gases de combustión (GEI) y ruido”, dijo Martínez.