Lima. Las inversiones en el sector biocombustibles de Perú están en aumento y superarían los US$500 millones hasta el 2020, proyectó este viernes el presidente del Comité Especial de Biocombustibles de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), Ari Loebl.

Explicó que desde el 2009 se ha materializado la inversión y expansión de empresas como Caña Brava, Maple Etanol y Palmas, que en su conjunto han invertido más de US$500 millones.

“Hay alrededor de 13 proyectos que están en distintas etapas de desarrollo y que suman otros US$420 millones. Si todo va bien y no hay más tropiezos del tipo legal u otro, debe haber alrededor de US$500 millones en inversiones entre biodiésel y etanol hasta el 2020”, declaró.

Señaló que Perú tiene condiciones muy favorables para desarrollar la industria de agrobiocombustibles, porque posee una enorme cantidad de hectáreas agrícolas que no se han utilizado.  

Agregó que los cultivos agroenergéticos son menos exigentes con suelos de baja fertilidad y son más tolerantes a las plagas y enfermedades, lo cual reduce la necesidad del uso de agroquímicos.

Refirió que las plantaciones de biocombustibles son de largo plazo y alta productividad, lo que  permite generar más empleo y condiciones de inclusión social, según explicó.

Ari Loebl brindó declaraciones tras participar en el foro "Políticas e impacto de la producción de agrobiocombustibles en Perú", que se realizó en el Congreso de la República.