Lima. El gobierno peruano invertirá 5,6 millones de dólares en la campaña para la erradicación de cultivos ilegales de coca el próximo año, anunció hoy el jefe de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida), Alberto Otárola.

El objetivo del programa es destruir 35.000 hectáreas de plantíos de coca en 2016, según el Devida.

Otárola precisó que el presupuesto estará centrado en las labores contra la producción ilegal de coca en la región amazónica del Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro (Vraem), donde existe un emporio cocalero importante que sirve de sustento económico para miles de campesinos.

Otárola señaló que la inversión del gobierno supone un incremento de 10 por ciento de los recursos financieros destinados para 2016, en comparación con el periodo que concluye.

La inversión en esta región selvática comprende alrededor de 14 proyectos de asistencia técnica y programas de estímulo financiero a los agricultores que participan en los programas de reemplazo de cultivos de coca por productos alternativos, como cacao y café, explicó el funcionario indicó.

Con respecto a la presencia del grupo guerrillero Sendero Luminoso en el Vraem, Otároloa agregó que las autoridades peruanas intensifican sus labores de pacificación de esta región selvática, donde aún operan grupos armados que dan protección a cocaleros.

Durante el primer semestre de este año, se destruyeron 17.500 hectáreas de cultivos ilegales de coca a través del programa de erradicación, de los cuales 6.000 hectáreas corresponden a la región amazónica del Vraem.