Lima. Perú lanzó una campaña denominada "Cusco a mitad precio" para recuperar el turismo, golpeado por las intensas lluvias que han cortado las vías para llegar a la ciudadela inca Machu Picchu, el ícono de los visitantes en el país.

La campaña incluye ofertas de aerolíneas locales de 49 dólares para viajar de Lima, la capital del país, hasta el Cusco al sureste de Perú, y hospedarse a un costo de 70 soles (unos 24,5 dólares) en "buenos hoteles" de la zona.

A fines de enero más de 4.000 personas fueron rescatadas de la localidad de Aguas Calientes, cerca de Machu Picchu, a unos 2.450 metros sobre el nivel del mar y 1.100 kilómetros al sureste de Lima, en una operación sin precedentes en el país para evacuar a turistas atrapados por las fuertes lluvias.

Machu Picchu, declarado como Patrimonio de la Humanidad y como una de las siete nuevas maravillas del mundo, es el imán para el negocio del turismo en todo Perú.

"Siempre se ha dicho que es caro ir a Cusco pero ahora divirtiéndonos podemos ayudar a los hermanos cusqueños", dijo el ministro de Comercio y Turismo, Martín Pérez.

El funcionario afirmó que en una primera etapa la campaña durará hasta el 22 de febrero para los viajeros nacionales, y que a fines de mes se extenderá a los turistas latinoamericanos.

En una segunda fase, desde el 15 de marzo la campaña tendrá alcance mundial, según la agencia estatal de noticias Andina.

"Desde el primer día de la crisis (por las lluvias) nos preocupaba resolver la emergencia y trabajamos junto con el sector privado, con operadores turísticos, hoteles y agencias de viaje para lograr precios especiales", dijo Pérez.

La empresa local operadora del ferrocarril que llega a Machu Picchu, PerúRail, estima que despejar las vías del tren bloqueadas por derrumbes de lodo y piedras que cayeron por las lluvias, tomaría al menos siete semanas.

El ministro Pérez dijo que para la primera semana de abril podría tenerse otra vez la conexión vía férrea con el distrito de Aguas Calientes para llegar a Machu Picchu.

Pérez afirmó que según estimaciones del sector, las pérdidas al turismo por las lluvias ascienden a unos 460 millones de soles (unos US$160 millones).

Las lluvias, frecuentes en los Andes peruanos durante el período de verano en la costa del Pacífico, se han agudizado debido al fenómeno climático de El Niño, que según expertos durará hasta el comienzo del segundo semestre de 2010.

El fenómeno de El Niño es un anormal calentamiento de las aguas en la parte ecuatorial del Océano Pacífico, que perturba con lluvias y sequías los patrones climáticos globales.