Lima. El gobierno peruano dijo este miércoles que licitará dentro de los próximos dos meses el mayor bloque petrolero del país que sería operado en asociación con el Estado y que requerirá inversiones por unos US$500 millones.

El jefe de la firma estatal Perúpetro -encargada de la licitación y concesión de lotes-, Aurelio Ochoa, afirmó que el lote 1AB operado por la argentina Pluspetrol y cuyo contrato vence en el 2015, retornará antes a manos del Estado tras un acuerdo con la empresa, para que Petroperú ingrese al negocio de la extracción.

El lote 1AB, ubicado en el norte peruano, cerca de la frontera con Ecuador, produce en la actualidad más de 15.000 barriles de petróleo por día (bpd), pero tiene un potencial de 73 millones de barriles de reservas probadas, refirió Ochoa.

"Tenemos que buscar inversionistas que tengan una buena espalda financiera que respondan y lo más pronto posible extraigan ese hidrocarburo y extraigan más, de tal manera que el incremento se dé y eso implique mayor canon", agregó Ochoa.

El jefe de Perúpetro destacó que ya hay más de 10 empresas de talla mundial interesadas en la licitación del lote 1AB, que tendrá como factor de competencia el mayor monto de inversión y el mayor porcentaje de participación de Petroperú.

"Podrían ser unos 14 pozos (los que se tendrían que perforar) más los servicios que eso implique, podríamos estar hablando de unos US$500 millones de inversión que es bastante sustancial", precisó.

El gobierno del presidente Ollanta Humala no prorrogará siete contratos petroleros que vencen entre el 2013 y el 2016, por lo que los yacimientos volverán a manos del Estado para que la empresa estatal Petroperú los opere y comience a producir hidrocarburos en el país de la mano con socios privados.

La estatal petrolera Petroperú se dedica actualmente sólo a la refinación, almacenamiento y comercialización del crudo y sus derivados y compite en el país con la española Repsol. En la década de 1990, la firma dejó de extraer y producir petróleo ante la privatización de varias de sus actividades.

Además del lote 1AB de Pluspetrol, pasarían a manos del Estado en los próximos años los lotes 3 y 4 de la firma Interoil, ubicados también en la costa norte peruana y cuyos contratos vencen entre el 2013 y 2015.

Lo mismo ocurrirá con dos lotes de la peruana Graña Montero, otros dos de la china Sapet y un lote de la petrolera Monterrico, ubicado en la costa norte del país.

Petroperú, que tendría entre un 20% y 49% en las asociaciones, ha descartado por el momento realizar actividades de exploración, ante el riesgo financiero que implicaría para las arcas del Estado peruano.

La producción local de crudo es pequeña (de unos 65.000 bpd) y las firmas del sector tienen que importar para abastecer el consumo local, cuya demanda registra un fuerte crecimiento de la mano de la gran expansión económica del país andino.